» » Sangrado genital diferente de la menstruación

Sangrado genital diferente de la menstruación

Abtun de del Causas de sangrado diferentes a la menstruación No hay comentarios

El sangrado genital es un signo frecuente en las mujeres que se encuentran en su etapa fértil, porque presentan menstruaciones una vez al mes. La mayoría de las mujeres tienen ciclos menstruales regulares, lo que posibilita que sepan el momento en que se va a iniciar la menstruación.

Sin embargo existen varios tipos de sangrados diferentes a la menstruación que pueden provenir de otros sectores, y pueden confundirse con la misma. La mujer debe confirmar que el sangrado provenga del tracto genital, descartando su origen en el aparato digestivo o en el urinario. Esto puede parecer un aspecto irrelevante pero, por las características que presentan, a veces es muy difícil determinar con claridad el origen del sangrado. La consulta al médico es fundamental para definir de dónde proviene el sangrado, valorar su magnitud y la repercusión sobre la salud. Un correcto diagnóstico médico es fundamental para iniciar un tratamiento adecuado, y para eliminar toda inseguridad o nerviosismo.

Se deben clasificar los sangrados genitales en dos categorías esenciales: los vinculados a un embarazo y los que ocurren en mujeres no gravídicas. A continuación nos ocuparemos de aquellos que no están relacionados al embarazo.

Hay sangrados que se producen en los órganos genitales externos, en el sector más externo de la vagina o en los labios mayores o menores. Los sangrados en estos lugares suelen ser escasos y vinculados a un traumatismo o pequeña lesión cortante. En general se detienen espontáneamente, pero a veces puede persistir un poco de inflamación y edema local. Las heridas cortantes de pequeño tamaño pueden ser más frecuentes si no hay una adecuada lubricación al momento del coito, en especial en las mujeres que están por entrar o que se encuentran en la menopausia. La resequedad de los órganos sexuales externos predispone a la aparición de lesiones mínimas.

Sangrado genital

El sangrado puede provenir del cuello uterino, por la presencia de una pequeña lesión o úlcera. Las características fundamentales de este tipo de sangrado es la escasa cantidad, así como su vinculación con las relaciones sexuales. También puede haber verrugas a nivel del cuello uterino que pueden sangrar espontáneamente o estar vinculadas al coito. La presencia de infecciones vaginales, puede manifestar la mayor formación de flujo, e incrementa el riesgo de presentar sangrado vinculado o no a la actividad sexual. La cervicitis es una inflamación e infección del cuello uterino que produce dolor, molestias a nivel de la pelvis y, en algunos casos, también sangrados.

Otro posible origen del sangrado genital puede ser el útero, siempre considerando que la mujer no se encuentra embarazada. Los sangrados provenientes del útero ocurren entre las menstruaciones, llamando mucho la atención de la mujer, que puede llegar a interpretarlos como nuevos episodios menstruales. En general estos son diferentes en cuanto a sus características, ya sea por la cantidad de sangre, por su coloración o por la forma de aparición.

Entre las posibles causas de estos sangrados se encuentra la presencia de miomas o pólipos uterinos, formaciones benignas a nivel de la cavidad uterina que se caracterizan por presentar abundantes sangrados entre los periodos menstruales. Algunas mujeres pueden padecer este problema; a mayor cantidad de miomas uterinos, mayor riesgo de sangrado intenso.

Un embarazo ectópico también puede ser otra causa de sangrado genital anormal. Esto se da cuando el cigoto, producido por la unión de los gametos masculino y femenino, no se implantó en la pared uterina. Un embarazo ectópico se puede presentar en algunas mujeres si el cigoto fecundado se inserta en las paredes de las trompas uterinas o a nivel del cuello uterino. El cigoto comenzará a multiplicarse, aumentado su número de células, y haciendo que se produzca una alteración a nivel del órgano en el que se inserta, produciendo sangrados importantes. Este tipo de sangrado se suele acompañar de un dolor intenso, que lleva a que la mujer tenga que consultar al médico rápidamente.

Las causas de un embarazo ectópico pueden ser por modificaciones a nivel de endometrio uterino, en las paredes uterinas, o por cambios en los tiempos de fecundación. El sangrado por un embarazo ectópico comienza y no suele detenerse, aunque no siempre es muy abundante, presentándose en general como sangre roja rutilante sin elementos anormales.

Otra causa de sangrados genitales fuera de la menstruación se puede dar en mujeres que utilizan un dispositivo intrauterino (DIU). Los DIU, de material plástico en forma de T con alambres de cobre, son colocados dentro de la cavidad uterina como método anticonceptivo abortivo. En algunas mujeres este dispositivo puede provocar sangrados que se asemejan a una menstruación, porque quizás se puede haber movido de su ubicación inicial. El médico luego de haberlo colocado realiza una radiografía de control para asegurarse de su correcta posición. En general no suele moverse y no produce sangrados, pero algunas situaciones pueden hacer que se desacomode.

Los abortos espontáneos son un hecho frecuente, llegando a ubicarse en una cifra de entre el 40 y el 50%, muchos de los cuales pasan desapercibidos para la misma mujer. Un sangrado intermenstrual se puede deber a un aborto espontáneo, que puede ocurrir porque el cigoto se iba a implantar; sin embargo, es eliminado por diversas causas, entre las que predomina una incompatibilidad genética del nuevo individuo con la pared uterina.

Uno de los sangrados genitales más frecuentes se produce luego de la suspensión del consumo de pastillas anticonceptivas. Aquellas mujeres que vienen tomando anticoncepción hormonal tienen que tener en cuenta que cuando se suspende pueden tener, durante algunas semanas, sangrados más abundantes y fuera de las menstruaciones. La causa se debe al desajuste hormonal que controla la regulación del ciclo y actúa a nivel de los distintos órganos sexuales.

En otras situaciones, cambios en los niveles hormonales no vinculados a los anticonceptivos pueden ser las causas de los sangrados genitales. En este sentido, el hipotiroidismo, una patología en la que la glándula tiroides produce un nivel bajo de hormonas tiroides, también puede ser causa de sangrados fuera de las menstruaciones normales.

La mayoría de los sangrados genitales en la vida sexual activa de la mujer tienen vinculación con una modificación a nivel de las hormonas que controlan el ciclo menstrual, así como a infecciones u otras alteraciones que son completamente tratables. La curación de los distintos problemas de salud es posible siempre que se realice una consulta precoz con el profesional, y que se sigan sus indicaciones.

Existen algunos medicamentos que pueden producir un sangrado genital, como es el caso de los anticoagulantes, medicamentos que producen que la sangre se coagule menos, lo que puede determinar que, en algunos casos, se puedan presentar sangrados uterinos; pero es un hecho poco frecuente, que solo ocurre a quienes utilizan anticoagulantes como medicamento.

Otros medicamentos utilizados para patologías específicas y poco frecuentes también pueden producir sangrados intermenstruales como efecto adverso.

Dentro de las distintas causas de sangrados genitales también se deben incluir a aquellas menos frecuentes, que indican la presencia de lesiones premalignas o malignas. Es fundamental poder descartar la causa maligna como forma de ofrecer una mejor calidad de vida.

En general las lesiones malignas suelen dar otros síntomas y no suelen debutar con la aparición de sangrados genitales fuera de las menstruaciones. Igual nunca debe pasar desapercibido un sangrado menstrual, porque puede ser el único signo clínico de alarma para el estudio y el diagnóstico de aparición de cáncer. Dentro de las posibilidades puede detectarse un cáncer de cuello uterino o de útero, que requerirá estudios para un correcto diagnóstico y los tratamientos que indique el profesional.

En caso que el sangrado genital sea muy abundante y permanente hay que consultar al ginecólogo de forma inmediata. En general los sangrados son intermitentes con una cantidad de sangre variada. La mujer deberá prestar atención y recordar las características del sangrado, su coloración, cantidad y cualquier otro elemento que considere de importancia.

Para definir la cantidad del sangrado hay que tener en cuenta la cantidad de toallas íntimas o tampones utilizados. Otros de los datos que requieren evaluación son: en qué momento del día ocurren con más frecuencia, qué los desencadena, cuánto duran y si se acompañan de otros síntomas, por más que sean leves. Todos los datos que se puedan aportar colaborarán con el médico en la búsqueda de un diagnóstico más certero del problema de salud planteado.

Incoming search terms:

  • sangrado diferente a la menstruacion
  • tipos de sangrados vaginales
  • tipos de sangrado vaginal
  • sangrado genital
  • sangrado en la Vagina diferente al periodo
  • que es sangrado rojo rutilante
  • sangrado intermitente regla
  • sangrado menstrual diferente
  • sangrado vaginal diferente a la mestruacion
  • sangrados distinto menstruacion

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)