» » Retraso Menstrual – Amenorrea

Retraso Menstrual – Amenorrea

Abtun de del Etapas del ciclo menstrual No hay comentarios

Existen varios signos y síntomas de embarazo que pueden llamar la atención de la mujer, siempre que tenga una vida sexual activa y no utilice ningún método anticonceptivo. Muchas veces los síntomas de embarazo son difusos y pueden confundirse con otros problemas de salud; sin embargo, un signo que suele llamar la atención de la mujer es precisamente el retraso menstrual, o sea el atraso de la fecha en que tendría que aparecer su menstruación.

El retraso menstrual es un signo sugestivo de embarazo en aquellas mujeres que tienen ciclos menstruales regulares y predecibles. En general, sucede que la mujer está esperando la llegada de la menstruación en una fecha determinada, pero el sangrado no aparece. La falta de menstruación se denomina “amenorrea”, siendo fisiológica y completamente normal por causa de un embarazo.

Por otra parte, debemos recordar que el retraso menstrual no se toma de la misma manera durante los primeros ciclos luego de la menarca; esto incluso corre para los dos primeros años, ya que en este periodo el ciclo suele ser irregular y pueden faltar sangrados en algunas ocasiones sin ser indicativo de fecundación. Otra situación fisiológica similar ocurre durante los últimos ciclos, antes del cese definitivo de la etapa fértil femenina denominada “menopausia”. En los últimos ciclos suelen faltar algunas menstruaciones de forma normal sin tampoco constituir un signo de embarazo.

En las situaciones normales en que las mujeres son regulares en sus ciclos, un retraso implica una demora mayor a 48 horas.

retraso-menstrual

Hay personas que tienen ciclos menstruales irregulares; en dichas situaciones no se puede utilizar el retraso menstrual como un posible indicador precoz de embarazo, ya que no saben en qué fecha les va a presentar la regla, por lo que no pueden saber si presentan o no un retraso. La dificultad en predecir un embarazo es uno de los problemas que tienen aquellas mujeres irregulares; en muchos casos los ginecólogos intentan regular los ciclos, para permitir una mejor calidad de vida y para que pueda utilizarse el retraso menstrual como un indicador de posible embarazo.

La amenorrea puede ocurrir durante la etapa fértil por múltiples causas no vinculadas a la gravidez (embarazo). Existen varias enfermedades orgánicas que pueden producir modificaciones tanto en las fechas, como en la cantidad y calidad de los sangrados menstruales.

Un descontrol a nivel de la glándula tiroides, localizada en el cuello, es una de las principales causas que produce grandes desajustes en los ciclos menstruales. La glándula tiroidea produce hormonas que regulan el funcionamiento de muchos órganos. Los aumentos en la producción de hormonas tiroideas hacen que los sangrados sean más frecuentes y abundantes; en cambio, producciones por debajo de lo normal producen amenorreas ocasionales, haciendo que se menstrúe cada tiempos más prolongados y con escasa cantidad de sangre.

Las variaciones son amplias en caso de desajustes del metabolismo tiroideo, pero hay que tener en cuenta que cuando esto sucede la mujer suele presentar también otros síntomas en otros sistemas y órganos de su cuerpo. No solamente presenta modificaciones genitales, sino a nivel cardíaco, a nivel digestivo y de comportamiento. En conjunto, las manifestaciones hacen alejar el diagnóstico de embarazo.

Algo similar ocurre con la aparición de tumores en el ovario, que pueden determinar una mayor producción de hormonas sexuales, que actúan a nivel de todos los órganos (en especial de los sexuales) que tienen receptores para las mismas, produciendo su activación y distintas manifestaciones. Estos tumores producen un desajuste en la cantidad y en los tipos de hormonas haciendo que la amenorrea sea un problema que puede aparecer.

Los tumores de ovario pueden pasar desapercibidos por un buen tiempo, mientras que se buscan posibles causas de la amenorrea, pero ésta no siempre es uno de los síntomas principales. El médico deberá realizar una valoración completa de la salud para detectar qué tipo de alteraciones del aparato genital presenta y sus posibles causas. La amenorrea producto de un tumor de ovario en general no ocurre en adolescentes, sino que es un problema que se suele presentar a partir de los 40 años de edad.

La lista de factores que pueden causar un retraso en la menstruación es muy amplia, y pueden ser de origen orgánico o incluso psicológico. Un traumatismo fuerte a nivel de la zona abdominal o pélvica puede determinar la ausencia de un periodo menstrual. Por supuesto, esto deberá ser controlado con una evaluación más completa, para descartar otros problemas de salud vinculados al impacto.

Otra causa física de atraso menstrual es la anorexia nerviosa, un trastorno de la alimentación que lleva a la persona a alimentarse inadecuadamente, sin cubrir necesidades energéticas y nutricionales. Son mujeres que no quieren comer para no engordar, y van perdiendo kilos progresivamente hasta llegar al bajo peso; ésta es una enfermedad compleja en la que tienen alterada la visión de su propio cuerpo.

En caso de anorexia las alteraciones sobre los órganos son muy variadas, afectando completamente al aparato genital femenino. La afectación llega a tal punto que produce una drástica disminución de la libido, una inadecuada producción de lubricación vaginal y una disminución en la cantidad de los sangrados, que hasta pueden llegar a desaparecer por varios meses. La falta de algunos nutrientes esenciales en la dieta y el deterioro progresivo que presenta la persona lleva a que la amenorrea sea importante. Sin lugar a dudas que ante la amenorrea que se presenta en adolescentes con anorexia nerviosa también existirán una gran cantidad de síntomas y signos no compatibles con un embarazo, además de que, generalmente, quienes padecen esta enfermedad no tienen una vida social ni sexual activa.

La ansiedad y el estrés son dos determinantes que pueden influir en el retraso menstrual; a veces ocurre en una sola ocasión, en otros casos se repite varias veces en el año. El estrés estimula la formación de hormonas por parte de la glándula suprarrenal, haciendo que todo nuestro cuerpo esté estimulado y alerta de forma permanente; esta situación lleva a un desgaste si se mantiene en el tiempo. El estrés va produciendo un cansancio y un desajuste generalizado en el funcionamiento de varios órganos y sistemas del cuerpo. La ansiedad está muy vinculada a este trastorno, pero en general las causas suelen ser diferentes. La ansiedad suele deberse a hechos concretos, que pueden repetirse o no, lo que produce la ausencia de una menstruación. Existen también varias patologías psiquiátricas que determinan alteraciones a nivel de los ciclos menstruales.

La realización de una cirugía, principalmente abdominal, puede producir un retraso menstrual, fisiológico, por la agresión sobre el organismo. No se debe a una causa directa de la cirugía, sino al efecto de la medicación utilizada, a los nervios de someterse al procedimiento y a la recuperación posterior. En este sentido, algunos medicamentos pueden producir modificaciones en los ciclos menstruales o ausencia de los mismos, esto sin mencionar que todos aquellos medicamentos con hormonas sexuales o sus análogos producirán modificaciones menstruales.

El exceso de ejercicio puede ser causa de amenorrea, especialmente en las deportistas de competición. Este hecho se ha evidenciado en aquellas mujeres que practican largas jornadas diarias durante muchos años para competiciones de alto rendimiento. Además la situación está estimulada por el estrés, la ansiedad y algunos trastornos en la alimentación que llevan a que sea un problema muy frecuente, en especial en algunas disciplinas como la gimnasia artística. Existen otras disciplinas de competición deportiva que también pueden determinar la aparición de una amenorrea funcional en las mujeres, especialmente jóvenes.

Una causa de retraso menstrual secundario es la lactancia luego del nacimiento de un bebé, ya sea por parto natural o por cesárea. La lactancia constituye una característica animal como mamíferos de alimentar a nuestra cría a través de las glándulas mamarias. La producción está regulada por un estrecho control hormonal, que lleva a que las hormonas que actúan a nivel glandular para producir leche también inhiban la maduración de ovocitos y la ovulación.

La amenorrea durante la lactancia es un hecho completamente fisiológico y evolutivo, que determina que la madre debe alimentar bien a su cría, y restituir sus reservas energéticas para que luego pueda tener un nuevo hijo. Por este motivo se considera que durante los primeros seis meses la madre tiene un método anticonceptivo natural, pero hay que tener en cuenta que puede tener fallas, especialmente si se suspende la lactancia materna de forma precoz. En el caso de las madres que no amamantan no existe este mecanismo de protección anticonceptiva, por lo que se hace necesaria la utilización de otro método anticonceptivo.

Incoming search terms:

  • ligadura de trompas y falta de menstruacion
  • ligadura de trompas y retraso menstrual
  • ligadura de trompas y amenorrea
  • retraso de regla con ligadura de trompas
  • tengo ligadura de trompas y no me baja la regla
  • ligadura de trompas y no me baja la regla
  • menstruacion irregular despues de ligadura
  • no me baja la regla y tengo ligadura
  • puede a ver retrasos mestrualrs despues de ls ligadura
  • ligadura de trompas sin regla

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)