» » La ovulación y la fase secretoria o lútea

La ovulación y la fase secretoria o lútea

Carolina de del Etapas del ciclo menstrual No hay comentarios

La tercera etapa del ciclo menstrual es la ovulación, que consiste en la salida del óvulo maduro desde el ovario hacia el exterior. Este es captado por las trompas uterinas para llevarlo, a través de su interior, hasta el útero. El óvulo tiene una vida útil de entre 24 y 36 horas; en caso de no producirse su unión con el espermatozoide se desintegrará.

La última etapa del ciclo menstrual femenino es la secretoria, que ocurre desde el día 15 o 16 hasta el 28, considerado como un mes. En la última fase, también llamada fase lútea, habrá cambios que dependen de si se produjo un cigoto o no. El nombre de la etapa de secretoria se refiere a que el útero secreta una mucosa de mayor tamaño en su interior, aumentando su espesor. Se forma una cubierta especial para recibir al embrión en caso de que se produzca un embarazo. Este endometrio presenta todas las condiciones favorables para que los espermatozoides puedan alcanzar el óvulo que está esperando a nivel de las trompas de Falopio.

En el caso en que no se llevara a cabo una fecundación, se producirá una desintegración del endometrio que recubre las paredes del útero, para ser desprendido nuevamente cuando se inicia la siguiente menstruación. Con la liberación del endometrio con sangre (menstruación) se reinicia un nuevo ciclo.

En caso de producirse una fecundación se formará un cigoto, que se insertará dentro del endometrio durante los primeros días. Comenzarán a multiplicarse sus células para crecer en tamaño y producir hormonas que adviertan al ovario que se produjo un embarazo. El embrión producirá una hormona llamada “gonadotrofina coriónica humana”, liberada en la orina de la mujer. Esta hormona es la que buscan todos los “test de embarazo”, para determinar si una mujer está o no embarazada. Se trata de un método muy seguro, ya que en el caso de dar positivo manifiesta la presencia de un embrión. Muchas veces, cuando da negativo, se puede deber a que el estudio se realizó de forma muy precoz, siendo necesario repetirlo al poco tiempo.

En esta situación las nuevas hormonas producidas por el embrión harán que el endometrio se mantenga para llevar adelante el embarazo, y no se producirá menstruación. Por eso es que la falta de sangrado en el momento en que se supone que debiera producirse dentro del ciclo es el primer indicio de embarazo.

La ovulación y la fase secretoria o lútea

Como todo ciclo, el ciclo menstrual se repite cada cierto tiempo, normalmente cada 28 días en la mayoría de las mujeres. Siempre es ideal identificar el ciclo desde el inicio, con el primer día de la menstruación, para luego llegar hasta la ovulación y, finalmente, de nuevo la menstruación. En el caso en que se tenga un ciclo menstrual regular, las mujeres pueden saber la fecha casi exacta de su próxima menstruación, con una variación mínima de días u horas.

El ciclo menstrual ocurre de la misma manera, si no media ninguna alteración patológica, desde el primer ciclo de la mujer hasta su finalización en la menopausia. Antes de la menarca o después de la menopausia el aparato reproductor femenino no produce más gametos, por lo tanto no está en condiciones de que se produzca ni una fecundación ni un embarazo.

También hay que tener en cuenta que los inicios del ciclo sexual en la adolescencia y la finalización en la adultez no tienen una fecha fija de edad, siendo influido por múltiples factores, que van desde la carga genética hasta factores ambientales que afectan de forma particular a cada individuo.

Incoming search terms:

  • ciclo ovarico
  • En caso de no producirse la fecundación en el utero
  • trompas uterinas En caso de no producirse la fecundación

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)