» » Escroto, conducto deferente, vesículas seminales, conducto eyaculador

Escroto, conducto deferente, vesículas seminales, conducto eyaculador

Abtun de del Aparato genital masculino No hay comentarios

ESCROTO

Comprende el conjunto de los planos que envuelven a los dos testículos y sus vías excretoras. Se sitúa por delante del periné, por debajo de la región pubiana y por detrás del pene. Las envolturas del testículo forman un saco alargado verticalmente, que recibe el nombre de bolsas escrotales.

De la superficie a la profundidad encontramos en la región escrotal seis planos:

Piel: delgada y semitransparente, cubierta de pelos.

Dartos: es una delgada lámina de color rojizo, íntimamente adherida al escroto, se compone esencialmente de fibras musculares lisas. Por delante se prolonga constituyendo el dartos peneano y por detrás constituye el dartos perineal.

Túnica serosa o fascia de Cooper: es considerada como fibras provenientes de la aponeurosis (túnica que recubre músculo) del músculo oblicuo mayor de el abdomen, estas fibras son arrastradas por los testículos durante su descenso desde el abdomen hasta las bolsas escrotales.

Túnica muscular: la túnica muscular, está formada por expansiones del músculo cremaster el cual acompaña al cordón espermático en toda su extensión. Sus fibras provienen de fibras musculares de los músculos anchos del abdomen que son arrastrados durante el descenso testicular.

Túnica fibrosa: tiene la forma de un saco que envuelve al testículo y al cordón espermático, corresponde a la fascia transversalis procedente del abdomen.

Túnica vaginal: es una membrana serosa dentro de la cual se invaginan el testículo y el epidídimo. Como toda serosa presenta dos hojas: parietal y visceral. Es continuación del peritoneo de la cavidad abdominopelviana que es arrastrado por los testículos durante su descenso.

El escroto es como si fuera un termostato autónomo para los testículos; éstos deben estar a una temperatura inferior en relación a la corporal para que los espermas puedan desarrollarse  normalmente. Cuenta con músculos  que se relajan y contraen con el fin de mantener a los testículos más alejados o cerca del cuerpo y conseguir así la temperatura adecuada. bolsas escrotales

VÍAS ESPERMÁTICAS

La esperma elaborada por los testículos atraviesa sucesivamente los conductos rectos, los conos eferentes y el conducto epididimario; los cuales constituyen el primer segmento de las vías espermáticas. Al salir del conducto del epidídimo, la esperma corre por el conducto deferente, se almacena en las vesículas seminales para dirigirse durante la eyaculación a la uretra a través de los conductos eyaculadores.

CONDUCTO DEFERENTE

En número de dos, uno a cada lado, el conducto deferente es un cordón blanco de consistencia firme, continua desde la cola del epidídimo y se extiende oblicuamente hacia arriba y adelante, hasta la parte media del epidídimo, luego se hace vertical para formar parte del cordón espermático, atraviesa el conducto inguinal y penetra en la cavidad abdominal descendiendo hasta la excavación pélvica donde alcanza la base de la próstata para terminar uniéndose a la vesícula seminal correspondiente y dar origen al conducto eyaculador.

Según las regiones que recorre en su largo trayecto, al conducto deferente podemos dividirlo en 4 porciones:

Porción testicular o epidídimo testicular: mide de 2 a 3 cm. Es bastante flexuosa. Está situada por el lado interno del epidídimo, llega hasta la cabeza del epidídimo.

Porción Funicular: la porción funicular está situada en el espesor del cordón espermático y se extiende hasta el orificio externo del conducto inguinal.

Porción inguinal: como lo indica su nombre, en esta porción el conducto deferente atraviesa el conducto inguinal.

Porción abdominopelviana: al salir del conducto inguinal, cruza los vasos iliacos y penetra en la pelvis; contornea la cara lateral de la vejiga, llega a su cara posterior y forma el conducto deferente del lado opuesto el triangulo interdiferencial.

Relaciones:

El segmento laterovesical del conducto deferente se relaciona con el peritoneo, la cara lateral de la vejiga, el uréter.

El segmento retrovesical se relaciona:

Hacia adentro: con las 2 hojas de la aponeurosis prostatoperitoneal de Denonvilliers.

Hacia fuera: con las dos vesículas seminales.

Por delante: el fondo vesical

Por detrás: con el fondo de saco de Douglas.

VESÍCULAS SEMINALES

En número de dos, las vesículas seminales constituyen reservorios músculomembranosos en los cuales se acumula la esperma que se libera con las eyaculaciones. Situadas en el espesor de la aponeurosis de Denonvilliers, presentan una forma elongada y piriforme de superficie irregular. Se le describe un extremo superexterno o fondo y un extremo inferointerior o cuello que se une al conducto deferente correspondiente, dando origen a los conductos eyaculadores que penetran en la próstata para ir a desembocar en la uretra prostática. Tiene una dirección oblicua hacia abajo, hacia delante y hacia adentro. Están situadas por detrás y por debajo de la vejiga y por encima de la próstata.

Relaciones:

Por delante: con el fondo vesical, la vejiga

Por detrás: con la ampolla rectal. En el 1/3 superior con el fondo del saco de Douglas; en los 2/3 inferiores con la aponeurosis prostatoperitoneal.

Por dentro: con los 2 conductos deferentes.

Por afuera: con la vaina hipogástrica, con las ramas de división de la arteria genitovesical, los plexos venosos seminales y las ramas nerviosas del plexo hipogástrico.

CONDUCTO EYACULADOR

Los conductos eyaculadores en número de dos, resultan de la unión en ángulo agudo de la ampolla del conducto deferente y la vesícula seminal. Su función consiste en conducir a la uretra la esperma acumulada en las vesículas seminales. Su calibre mide, hacia atrás, 1,5 milímetros, luego disminuye gradualmente a medida que se aproxima a la uretra, de modo que, en el extremo terminal del conducto, no tiene más que 0,5 milímetros de diámetro. Los dos conductos eyaculadores poco después de su origen penetran en la próstata y van a abrirse en la parte anterior, a la izquierda y a la derecha de la misma.

Relaciones: en su origen y en una extensión de algunos milímetros solamente, los conductos eyaculadores, libres por encima de la base de la próstata, quedan sumergidos a este nivel en la atmósfera conjuntivomuscular, que se encuentra alrededor de las vesículas seminales. En todo el resto de su trayecto circulan en pleno tejido prostático, más o menos adosados entre sí, pero nunca confundidos.

GLÁNDULAS DE COWPER

Las Glándulas Bulbouretrales o de Cowper, está situada en la porción lateral y posterior de la porción membranosa de la uretra, en la base del pene y secreta el líquido preyaculatorio que lubrica la uretra peneana y lubrica igualmente al pene durante el coito, además de neutralizar el la acidez remanente de la orina.

Incoming search terms:

  • relacion entre las vesiculas seminales y los vasos deferentes
  • conducto deferente masculino

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)